Se confirman los peores pronósticos para Piqué: de tres a cinco meses fuera