Braithwaite está dolido con el trato del Barcelona y cree que le están empujando a salir