La gestión de Bartomeu podría ser uno de los motivos por lo que Messi quisiera abandonar el club