La enésima prueba de la mala gestión del Barcelona: llevan trabajando sin contrato con la marca que le viste desde 2016

La enésima prueba de la mala gestión del Barcelona: llevan trabajando sin contrato con la marca que le viste desde 2016