El Barça sale en defensa de Piqué y se desvincula de las posibles filtraciones de los salarios