El Barcelona, sin tiempo para lamentarse del Clásico: Koeman tiene cuatro finales en 12 días