El Barcelona, acorralado sin vender ni la rebaja salarial: 48 horas de límite para inscribir a los fichajes