El Barça no gana para sustos: Piqué, Araujo y Pedri salen tocados