Marcelo y su partido ante el Girona: poco contundente y llegó tarde en el gol de Portu