Bale acepta irse cedido al Manchester United pero avisa al Real Madrid que no perdonará ni un euro de su ficha anual