¡Ramos se picó con Pietrus desde la grada!