Neymar puede estar tranquilo, ¿han cambiado tanto las faltas en la Liga?