El Murcia jugará en Segunda B porque el juez permite el descenso por impagos a Hacienda