Masip sería la apuesta arriesgada de Luis Enrique para la portería del Barcelona