La Liga BBVA sigue siendo la más fuerte del mundo