Larrivey empujó una pelota muerta en la línea de gol y puso el 3-1 en el marcador