Juan Domínguez rompe a sangrar por la nariz tras un fortísimo balonazo en la cara