Griezmann, la baza de Simeone para sorprender al Madrid en el Calderón