El Granada, a poner pie y medio en Primera contra una Real sin nada en juego