Fede tuvo la primera oportunidad del partido