Emery es la energía personificada: ¡No paró quieto en todo el partido ante el Levante!