Emery aprueba el primer examen y cede el farolillo al Rayo