Doble oportunidad para el Sevilla