Cristiano entra al trapo de las críticas en Mallorca