Un intenso Celta se lleva el derbi gallego ante el Dépor en un entregado Balaídos