Barral, sin miedo: “Al Camp Nou se va con vergüenza torera y que se lo que Dios quiera”