El Atlético estará huérfano de Simeone los próximos cuatro partidos de Liga