Apareció Sergio para evitar el primer gol de la Real cuando Xabi Prieto casi lo celebraba