Lo que no viste de la renovación de Ronaldo