La defensa del Barça sigue sin encontrar la fórmula y concede muchas ocasiones