El centro del campo del Madrid se ha convertido en un ‘puzzle’ para Ancelotti