Así fue el cabreo Schuster tras la derrota ante el Atlético de Madrid en La Rosaleda