El beticismo estalla contra su equipo