Así se las ingenian los aficionados en Valdebebas para que los jugadores se paren