Willy Caballero y Diego Alves echan el cerrojo en La Rosaleda