El Sevilla se burla y hunde un poco más al Betis