El Sevilla cree en la remontada ante el Betis: conjura con el Sánchez Pizjuán volcado