Schuster vuelve a una de sus casas