La falta de adaptación a Inglaterra y su mujer, claves para que Soldado sea rojiblanco