Bale sin Cristiano se siente más cómodo