Özil, la venta más cara del Real Madrid