Neymar no puede solo ante Osasuna