Mordiéndose las uñas, sin parar… Así vivió Messi el partido en el banquillo ante Osasuna