Messi volvió a tener arcadas sobre el césped y rompió su mala racha en Cornellá