Messi y Cristiano, los principales temores de cada equipo en el Clásico