Gálvez estrella el balón en la escuadra