Sergio García marca tras tres paradones