Emery busca el amor que tenía Caparrós