Desesperación, rabia e impotencia: así sufrió Cristiano en el banquillo ante el Valladolid