El Celta se estrella con dos postes en los primeros 12 minutos en Balaidos